Jamás olvidare la primera vez que me cite con Nekane para hablar de su boda urbana. En ese primer contacto quedamos  en su piso de Ruzafa, al instante me enamore de cada detalle: el suelo, los muebles, sus dos gatos, los libros, la música y ese aroma a té recién hecho que me preparo para charlar. Si hay algo que me aporta gran cantidad de datos a cerca de una pareja o cliente es ver como vive, a que se dedican, costumbres, aficiones, etc.

    Ella tenia las ideas muy claras a cerca de lo que seria su boda urbana perfecta.

    Ella soñaba con una boda íntima, con detalles personales, y Jorge, soñaba con hacer feliz a Nekane.  Lo que estaba claro era que los familiares más cercanos y amigos no podían faltar, y si podía celebrarse lo mas próximo a su domicilio, mejor.  Era mucho más cómodo que trasladar a la familia fuera de la cuidad, debido a que algunos de los invitados venían desde el norte de España y Europa, y estarían alojados en el centro.

    Tras estudiar a Nekane en su ambiente y escucharla hablar (junto con una amiga cercana que le acompañaba), me preguntó como veía su boda yo. Lo que vais a ver en las fotos es tal cual le describí aquel día, o incluso mejor.

    Para el desarrollo de la boda buscamos un espacio donde hubiese capacidad para unos 40 comensales, en donde se pudiera celebrar la ceremonia sin incomodos desplazamientos. Tras semanas de búsqueda y visitas a espacios, como galerías de arte, patios interiores, etc. Encontramos el espacio perfecto para ellos justo detrás de su casa y al cual podían ir sencillamente andando.

    Una vez encontrado el espacio, el resto fue rodado ya que todas las piezas del puzzle encajaban a la perfección  y comenzó el trabajo en equipo con la pareja.

    Creamos juntos multitud de detalles, como las minutas de papiroflexia, los caminos de mesa hechos a medida, las invitaciones de boda, la decoración floral, el mobiliario… todo creado y pensado para ellos.

    Este fue el resultado:

     

    IR A LA BODA DE JORGE Y NEKANE

     

    Una día de esos que no se olvidan, por las emociones, por esos invitados maravillosos que nos acogieron como si fuésemos parte de la familia, por los detalles inolvidables, por ellos, por que ellos son los que hicieron posible que ese día fueramos todos un poquito más felices.

    Gracias por dejar que Clandestine, forme parte de vuestra familia, y por hacer más grande la familia Clandestine.

    Un abrazo.

    Fotografía: Norwud/ Espacio: Loft-con Estudio Social/ Catering: Gourmet/ Vestido de novia: De Picos Pardos/ Estructura geométrica: Arquicostura/ Peluquería: Tall i tal/ Música: Blue-eyed Soul/ Cake Toppers:Nh2igual/ Detalles invitados: Ilustraciones Rafa Fonteriz.